miércoles, 18 de enero de 2012

Amor y desconfianza


En Sueño Profético hablaban de la Confianza, y la contraria a esta palabra, desconfianza. Decían:

La Confianza en Dios
te viene cuando tú amas.
La Confianza en Dios
te viene cuando tú sabes
que Dios es Poderoso
y que siempre actúa
como Padre del Cielo;
cuando tú fijo sabes
que este Dios todo está viendo;
cuando tú sabes seguro
que hay Gloria y hay Infierno;
cuando le has pedido a Dios,
y Él puede que haya hecho
que no ha oído tu petición,
pero tú respondes a esto:

¿Quién sabrá mejor que Dios?
Bien está lo que aquí ha hecho.

Para sentir y decir
lo que aquí ya está puesto,
tienes que amar sin preguntar,
y Él ya te irá diciendo,
que luego tú mismo ves
lo que antes no estabas viendo.

Ya terminó la Confianza.
Ahora a la desconfianza refiero:

Si no amas a este Dios,
todo lo verás mal hecho;
nunca tendrás Confianza
en lo que pidas al Cielo;
nunca dirás: “Sí, Dios mío,
bien está lo que Tú has hecho”;
nunca creerás en los Vivos,
porque muertos ahí los vieron.

Hasta un certificado el hombre pide,
poniendo que has dejado de existir
y "pa" los vivos estás muerto,
Que haciendo el certificado
Vivo Aquí lo estaban viendo.

Desperté, oí:

El que tiene Confianza en Dios,
es porque ama.

El que tiene Confianza en Dios,
no corrige sus Palabras.

Dios sabía lo que hacía,
antes que el hecho pasara.

Dios te da la Confianza
cuando Le llega tu Amor.

Para que el hombre estuviera
siempre contento con Dios,
tenía Dios que decirles,
¿Queréis que no sea Dios?

O darles un sí al pecado,
teniendo justificación.

La falta de Confianza
te dice que no hay Amor.

Porque “Amor y desconfianza”,
no entra en la Gloria de Dios.


***

Libro 4 - Te Habla El Profeta - Tomo I - Pag. 170-171