viernes, 10 de febrero de 2012

Cómo el espíritu del mal se apodera de un espíritu


En Sueño Profético hablaban de cómo el espíritu del mal se apodera de un espíritu:

Este espíritu maligno busca la forma de que el espíritu desee lo que al espíritu del mal le gusta, haciendo ver que es de Dios. Esto se lo hace ver al que no está entregado a Dios, al que vive con gente de Dios y al que vive con gente pecadora haciendo la guerra en contra de Dios. Éste quiere que hagan vida que Dios no tiene trazada, y al no hacer la Ley de Dios, ya está este espíritu en peligro de recibir el ofrecimiento de Luzbel. Este ofrecimiento puede ser en unas ofrendas de gran precio y de gran deseo para el que se las ofrecen, viéndose en la tentación de aceptar, y terminando por aceptarlas.

Hay quien pierde su espíritu por defender la razón que siempre cree que tiene, éste es cizaña del mal.

También es muy tentado el que su mal lo ve peor, el que cree que Dios interviene, dándole preferencia al más poderoso, dándole riqueza, y a otro miseria. En esto, el mal espíritu media para que Dios sea blasfemado.

Desperté, oí:

No hagas lo que a Dios no vaya a honrar.

Vivir con gente pecadora, es darle amistad al demonio.

Si vives la Ley de Dios, te llegarán espíritus malos, pero de lejos.

Si te ofrecieran un caudal y no viniera de Dios, antes de a tus palabras darles el sonido de negación, pon tu gesto de horror.

El que a Dios ama, pierde su razón, pero da Paz.

Pensar que Dios es Padre de todos, te quita de que pienses que tenga preferencias.

Dios deja Libertad al hombre en su materia y en los bienes materiales.

Dios deja ahí Libertad al hombre, porque es vida temporal.

Dios deja ahí la Libertad
porque la prueba es corta,
es prueba sin ignorancia,
es prueba con Libertad,
es prueba que si tú amas,
es prueba que está de más.


***

Libro 8 - Dios No Quiere, Permite - Tomo I - Pag. 110-111-112