martes, 27 de marzo de 2012

Dios actuó como Hombre


En Sueño Profético hablaban de La Virgen. Decían:

La Madre de Dios tuvo que ser elegida por Dios Padre para que sirviera de Custodia a Dios Hijo. Dios Padre se hace Hijo para poder enseñar su Palabra.

Comprender esto es estar apto para aprender la Palabra que Dios Hijo enseñaba y hoy enseña.

Las Palabras de Dios, para aceptarlas, tienes que pensar que vienen de Dios. Con este pensar, aprendes y enseñas este Evangelio.

Dios Padre quiso que el hombre lo viera un Hombre y haciendo vida de materia. Lo vieron con padres, lo vieron con amistades, lo vieron con los poderosos, lo vieron en grandes banquetes, y lo vieron abrazado al pobre y al humilde. Buscaba a los pecadores que no sabían que Él podía salvarlos, y esperaba al pecador que se arrepentía y quería que Él lo perdonara. Despreciaba a los fariseos y descubría a los hipócritas, que todos eran por Él con las mismas notas clasificados; los apartaba, unas veces, de Palabras, y otras veces, con su Brazo derecho. Dios quiso vivir de Hombre y enseñar a despreciar el pecado. Su presencia se veía con los pescadores; con los pastores; con el que sembraba la tierra y hacía el surco detrás de la bestia; con la mujer que su belleza le hizo pecar; con la que lloró porque vio el pecado después de hacerlo, que cuando pecó, antes no miró al Cielo.

Todo quiso Dios que en Él se viera, porque no hay explicación mejor, que la que das sin palabras, y así ves actuar la materia, y tú le pones palabras.

Desperté, oí:

Dios actuó como Hombre, para que el hombre no viera que era Dios, pero tampoco como hombre.

Hablaba y se paraba
con la mujer que Él sabía
que hacía una vida mala.

Pero antes de pararse,
sabía que esta mujer
lo buscaba para llorarle
lo que ya no quería hacer.

Sus Palabras eran Dios,
y ya no veías hombre,
ni mujer que se paró.

Ya veías lo Normal,
con Espíritu de Dios,
y Carne que Dios se hizo
por salvar al pecador.

Aquí te dice el Dictado,
lo Normal que Dios vivió.

Pero viviendo Normal,
todos le vieron el Dios.

Él vivía como Hombre,
sin faltarle la actuación
del Padre que era el Hijo,
y el Cielo tenía a Dios.

El Cielo tenía el Mando,
de un solo Mando en Dios.

Pero el Padre se hizo Hijo,
y ya el hombre conoció
lo que tanto, los Profetas,
le daban tanto valor.

Que el valor siempre lo da
el empuje del Amor.

La Virgen vieron de Madre,
y siendo Virgen murió.

Y a Dios vieron en la Tierra,
y en el Cielo Dios quedó.


***

Libro 3 - La Palabra del Creador - Tomo I - Pag. 19-20-21