jueves, 19 de abril de 2012

El hombre no puede corregir al Profeta


En Sueño Profético me explicaban cuando Dios elige a un espíritu para que enseñe y publique de su Gloria:

Este espíritu jamás puede hacer nada que el hombre le corrija. Dios deja en Libertad a los que conviven con ella o a tantos pudieran quitar los stop que le pusieran. Pero al que elige, a éste le tiene la voluntad arrobada, para que no aceptar la voluntad del mal. La Palabra de Dios y su Acción, no tienen rectificación. Dios elige, no sólo para Portavoz. Dios quiere que Lo honres en presencia y en actuación. Los Evangelios no son para Dios. A Dios no puede hacerle mal, Dios. Y si el Mensaje es Dios, y Profeta es Dios, ¿cómo vamos a corregir a Dios?

Desperté, oí:

Cuando están pensando lo que te van a preguntar, ya sabe Dios lo que van a pensar de la respuesta que Dios les va a dar.


***

Libro 7 - Investigaciones a La Verdad - Tomo I - Pag. 47-48