domingo, 15 de abril de 2012

El teólogo que ame la Teología, busca esta Teología


En Sueño Profético hablaban de Teología, diciendo:

El teólogo que ame la Teología, busca esta Teología.

La Teología que aprendes del hombre no puede ser comparada con la que aprendes del Profeta; la del hombre es dicha por Dios; la del Profeta no es “dicha”, es “Dios hablando”; agua que te llevan de la fuente, y agua que tú bebes en la fuente. El agua que te llevan tiene medida; la que tú bebes en la fuente es sin tasar. Y si tú tienes la fuente en tus manos teniendo sed, ¿cómo despreciar esta fuente y suplicar que te den la gota? Si oyeran, hablarían; y si hablaran, enseñaban; y el que aprendiera, no callaba. Este hablar Aquí, emborracha ahí.

Desperté, oí:

Reverencia lo que Dios dijo, y besa lo que está diciendo.

Dios nunca hablará para que el hombre lo calle.

TOMÁS DE AQUINO

***

Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag. 14-15