lunes, 2 de abril de 2012

Hay quien cree que Dios, todo no puede estar viendo


En Sueño Profético decían:

Hay quien cree que Dios
sólo habita en el Cielo.

Hay quien cree que Dios,
todo no puede estar viendo.

Hay quien le manda a Dios,
creyéndose ser hombre bueno,
creyendo que él más siente
aquél o cual sufrimiento,
creyendo que Dios ignora
un bien que tú no estás viendo.

Hay quien cerrando la puerta,
ya cree guardar el secreto.

Dijo uno:

Yo siempre creí, cuando viví con materia, que las cosas que hacía el hombre en contra de Dios, a más ocultas, más las estaba viendo Dios; a más secreto, más ofendías su Existencia y más dudabas de su Poder.

Siempre oí de mis padres estos consejos:

Nunca hagas nada mal hecho
amparándote en que nadie te está viendo,
que por cerrojos que eches,
Dios se te queda por dentro.

En cambio, hazle secreto al recato
y guárdate tu pudor,
y evitarás los pecados,
los pecados de aquél otro
que pecados va buscando”.

Desperté, oí:

Dice este Mensaje palabras que todos los hombres ya saben.

Pero no aman a Dios, y hacen pecados graves.

¡Cuántos creen que ocultando pecado que no ve nadie, a Dios tienen engañado!

Qué palabra más corriente, ésta que mandar dictamos:

“Esto que yo estoy diciendo, no lo puede saber nadie”.

Esto lo dice el pecado con el mismo hombre hablándole.

Es mejor tener secreto con el pudor y el recato.

Y ya echas el cerrojo sabiendo que está Dios delante.


***

Libro 10 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo I - Pag. 228-229-230