jueves, 5 de abril de 2012

Poder de Dios. Poder de Dueño Poderoso


En Sueño Profético vi un río y un montón muy grande de arena. Y dijo uno:

Al lado de este río y montón de arena nos habló un día el Maestro. Nos dijo:

–Si el hombre tuviera Fe, no vería extraño que este río y este montón de arena obedecieran al Mando de mi Padre, cuando le dijera al río: “Haz que tu agua suba para arriba y se mantenga en forma de montaña”. Y al montón de arena le mandara corriera por el mismo cauce que el río. Y esta serpiente fuera dominada por este pajarillo.

Y vi a la grande serpiente, que le mandaba un pájaro del tamaño de un gorrión, haciéndole ir de un lado para otro, y como punto final, se puso el pájaro delante, quedando la serpiente muerta.

Habiendo ya dado esta explicación y visión, nos dijo:

–Pues con la misma facilidad haría el Hijo del Hombre que el aire parara, no un minuto, lo dejaría sin su movimiento en una eternidad.

Desperté, oí:

El Poder de Dios es sin fuerza ni palabras, es Poder de Espíritu, Poder de Único y de Eterno.

Poder de Dueño Poderoso.

Poder de poder hacer y no querer hacer. Y siendo tan Poderoso, el hombre no ve el Poder, por ser Dios, Grande en Amor, Grande en esperar al hombre, y más Grande en su Perdón.

El hombre no debía de dudar de todo lo que Dios hiciera, si creía que había Dios.


***

Libro 3 - La Palabra del Creador - Tomo I - Pag. 83