miércoles, 16 de mayo de 2012

El peor mal que el hombre ha hecho, es darle al pecado la graduación de cultura

En Sueño Profético yo decía:

“¡Gracias, Señor, por tantas cosas como me concedes!”.

Dijeron:

El que mucho ama a Dios, mucho ve que le da Dios.

El que pide y no ama, no da gracias, porque no ve lo que de Dios viene.

El que a Dios no ama, más gracias tenía que darle, de ver que a cambio de la ingratitud, Él le daba el oxígeno.

El que sabe cómo es Dios y a Dios no obedece, miedo tendrá al soltar la materia.

La Publicación es el final del Calvario. Final del Calvario y empiezo de Gloria.

El que vive para Dios, el Calvario termina en Gloria. 

El que vive en contra de Dios, el Calvario termina en Infierno.

Pecado es todo lo que retira de Dios.

El desnudismo y la sensualidad es uno de los pecados más difíciles de hacer retorno hacia Dios. Esto precisa espíritus muy sanos, y para hacer rechazo a este ofrecimiento que el espíritu del mal te hace. El que rechace el desnudismo y reciba las injusticias con bondad, a este espíritu no hay pecado que le llegue.

Desperté, oí:

El peor mal que el hombre ha hecho, es darle al pecado la graduación de cultura.

Cultura es aprender de Dios y hacer que corra esta Enseñanza.

Quien tuviera trato con el que Dios le habla, debía ser conocido.

Primero, destacar en presentación, y segundo, la forma de actuar. Ya tercero vendría esta pregunta: “¿Tú tienes unión con el Profeta?”. Esto sería conocido y cundido.

En la Vida Pública de Dios, nuestro Maestro, se conocían los cristianos, y éstos no presentaban señal ninguna. De no ser así, dicen mal de su Maestro.

Con Dios no puedes estar, y halagando al demonio.


***

Libro 7 - Investigaciones a La Verdad - Tomo I - Pag. 126-127