martes, 26 de junio de 2012

“ANTES DE SER ELEGIDOS, HABÉIS QUERIDO SER ELEGIDOS”.

En Sueño Profético hablaban varios. Decía uno:

A nosotros nos eligió, pero no nos eligió. Él decía: “Antes de ser Elegidos, habéis querido ser Elegidos”.

Este hecho queda claro: que el Elegido, antes él ha solicitado ser Elegido.

Para que hable en el nombre de Dios, éste tiene antes que haber cumplido la Voluntad del Padre, y entonces manda al Hijo se comunique al hombre.

Desperté, oí:

Dios puede –y hace– coger un espíritu y materia, y realizar lo que quiere que vea el hombre.

Pero esto es al azar. Sea como esta materia sea, esto es instrumento que Dios utiliza de momento.

Que antes de servir en este azar, puede no cumplir la Voluntad de Dios.

Pero cuando Dios coge de Portavoz, este Portavoz habla y puntualiza lo que Dios está hablando y puntualizando.

Éste no puede ser cogido al azar.

Aquí, él ha querido, y éste que “él ha querido”, antes tanto ha amado, que Dios lo ha Elegido, pero en este “tanto ha amado”, éste él se ha ofrecido.

NOSOTROS, LOS ONCE


***

Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag. 10-11