jueves, 28 de junio de 2012

Espíritus con materia y sin materia

En este Sueño Profético explicaban de la Gloria. Decían:

La Gloria es Gloria porque está Dios en Espíritu y en Esencia. Este Dios Padre estaba en Espíritu –Y está con los arcángeles, ángeles, serafines, querubines y todo su ejército, creados por Dios Padre. Estos innumerables espíritus fueron creados sin materia para la Gloria de Dios. Mucho, mucho más tarde fue creado el mundo material, y ya el espíritu tenía que tener materia. Al morir esta materia, si el espíritu está con Dios, este espíritu entra en la Gloria, y ya coge el nombre de santo. Todos éstos, hechos y nombrados por Dios, viven en esta Gloria, pero no pueden vivir con materia, puesto que unos fueron creados sin materia y otros la soltaron.

Dios Hijo se hizo Hombre. Esto fue Voluntad del Padre que era el mismo Dios. Dios quiso enseñar al hombre. Dios quiso que el hombre viera que se podía ser hombre y amar a Dios. Dios se hizo Materia para que el Padre se comunicara al hombre. El Hijo hablaba lo que el Padre hablaba en Él. Su Nombre fue: “Dios Hombre y Profeta”. Si no hubiera sido Hombre, no podía ser Profeta.

Desperté, oí:
  
Todos los que Dios Padre habló en ellos antes de la Venida del Hijo, fueron Profetas.

Profeta es, Dios hablando en un espíritu cuando aún vive con materia.

El espíritu que no ha vivido con materia, no puede enseñar al espíritu que vive con ella.

Por eso tiene que ser desprender el espíritu de la carne, traerlo a este mundo espiritual y hacer que este mismo espíritu vuelva a la materia, pero ya enseñado de Aquí.

Esto, por más que el hombre no quiera, su nombre es Profeta.

Este nombre lo puso Dios Padre porque iba a hablar en Dios Hijo, que esto es el mismo Dios.

Al hombre no debía de extrañarle que Dios se comunicara y que le hablara al hombre.

Al hombre debía de extrañarle que el hombre no amara a Dios.


***

Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo I - Pag. 28-29