sábado, 30 de junio de 2012

Si piensas en la muerte, sin pecar, muerte no habrá

En Sueño Profético decían:

Estos son pensamientos para que tú los pienses, y filósofos hablando.

Dijo uno:

Hay quien desprecia y no coge
lo que Dios de Aquí le manda.
Y hay quien no ve claro,
porque el mal se lo enmaraña.

Si el hombre pensara al día,
tan sólo un minuto y medio,
que se tiene que morir,
no haría cosas tan feas
con el que ama al Dios de Aquí.

Cuando Dios coge un Lugar
para que su Voz resuene,
no ofendas a este Lugar,
que Dios es el que responde.

¡Qué tabarra coge el hombre
con no querer escuchar
las Palabras que Dios dice
en la Gloria Celestial!

Una frase oí yo un día,
y no tuve que oír más,
para pensar noche y día
en la frase que jamás
yo creí que ésta sería
para acercarme de verdad
al Dios que yo no creía
que pudiera perdonar.

Ya voy a decir la frase:

“No hay mayor remordimiento,
que a este Dios busques y maltrates”.

Yo un día Lo busqué,
y otro día Lo maltraté.

¿Has pensado pecador,
que si dices ya no peco
y das las cuentas a Dios,
Él te recibe en su Reino?

Si el bueno se propusiera
ser bueno de verdad,
conocería esta Gloria,
¿qué duda puede quedar?

El hombre queda extrañado
cuando Dios coge un Lugar,
y Dios se viste de pena,
de que no Lo quieran más.

¿Has pensado pecador,
poder dejar de pecar?

Estos filósofos hablan
“pa” que tú puedas pensar,
que si piensas en la muerte,
sin pecar, muerte no habrá.

Desperté, oí:

Esta Gloria no se cansa
de recordarte la muerte.

La muerte de tu materia,
que el espíritu no muere.

Yo creo que el hombre peca
por no pensar en la muerte.

Yo creo que muchos pecan
porque este Amor no sienten.

Oros pecan porque creen
que habrá tiempo del Perdón.

Pues si haces un resumen,
ves que no aman a Dios.

Éstos son hombres que piensan
en esta Gloria de Dios.


***

Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 11-12-13