martes, 12 de junio de 2012

Sólo su escritura hace su presentación

En Sueño Profético hablaban de la redacción. Decían:

Sus faltas de ortografía son las que le dan valor a sus Escritos. Sólo su escritura hace su presentación. Mi literatura no tenía esa fuerza que tiene la de ella; esto es más de Tomás de Aquino, pero aún más fuerte y mucho más abundante. Ella es sólo comunicar y ya el hombre hace el Libro, y de este Libro ya tiene el hombre de donde hacer millares de libros. Sus frases no admiten otras, por ser frases de Dios, en unos más comprendidas, en otros menos, y ya en mayoría no aceptadas.

Desperté, oí:

Si viviera ahí con materia, mi literatura sería presentada a ti para su corrección, queda claro, en literatura.

El que a Dios mucho ame,
las frases las lee en verso.

Este verso que es Amor,
y este Dios que habla en verso.

Y este hablar ya te cautiva,
quedando tú prisionero.

Y en esta Prisión con Él,
te deja ya Libertad,
para que Lo ames mucho
o no Lo quieras amar.

Y tú ya cierras las puertas,
y las llaves vuelves a echar.

Este Dios que no te obliga,
si Lo amas, obliga ya.

Tú pon el Amor,
y Él pondrá lo demás.

Dios es Amor, Interés y Voluntad.


***

Libro 7 - Investigaciones a la Verdad - Tomo I - Pag. 53-54