miércoles, 12 de diciembre de 2012

Paciencia e intranquilidad


En Sueño Profético decían:

“La paciencia te lleva a vivir Paz”.

“La intranquilidad es mala consejera”.

Dijo uno:

Hay muchas Palabras del Maestro, que las decía y no quedaron escritas, aunque tengan compañeras, pero no son las mismas. Estas que Aquí se dictan fueron dichas por Él:

Tened intranquilidad cuando yo os dé mis Palabras y en vosotros las dejéis. Pues esto es desobedecerme a Mí y robárselas al que puede que, al oírlas, ya deje de hacer el mal que estaba haciendo o le sirvan de guardianes para no empezar a hacer lo que mi Padre dice que no se haga”.

Utilizad la mentira cuando os sirva para quitar de pecar”.

“Decid que Me conocéis. Al que por donde vaya, antes sea conocido y esta pregunta le hagan: “¿Tú conoces al Maestro, o de Él mucho te hablan?”. El que así sea conocido, va cundiendo mi Enseñanza”.   

 Desperté, oí:

¡Qué Enseñanza da el Maestro
para utilizar mentira
cuando sea de provecho!

Y que se noten inquietos
cuando tengan que cundir
lo que les dijo el Maestro.

Pues Palabras que les diera,
ya pertenecían a otros.

Luego, ya serían oídas
según el Amor
que hubiera por dentro.

Y las pondrían en práctica,
y las irían cundiendo.

Nadie podría decir:
¡Yo no entiendo al Maestro!

Porque Él
siempre hablaba al Amor,
no al sabiendo.


* * *

Libro 15 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo III - Pag. 170-171-172