martes, 26 de marzo de 2013

Si el hombre no tuviera dos vidas

En Sueño Profético decían:

Si la Vida fuera vida, sólo la vida del cuerpo, ¡cómo puede el hombre pensar que Dios se hiciera Hombre y bajara del Cielo a la Tierra!

Si la Vida fuera vida, sólo la vida del cuerpo, sobraba la palabra “pecado” y el amarse los unos a los otros, y no se respetaría aquello que nadie pudiera saberlo. Que esto es el pecado: “no cumplir los Mandamientos, Palabras dichas por Dios, donde en estas Palabras entra toda la Enseñanza para no perder el Reino de Dios”.

Mandamientos cumplidos con alegría y Amor a Dios: Gloria que espera.

Dijo uno:

Si el hombre no tuviera dos vidas, la temporal y la Eterna, con su saber y su cultura, era peor que las fieras.

Las fieras no tienen manos, ni palabras en la lengua, ni dineros para pagar defensor que las defienda, ni casa para guardar aquello que no quisieran que vieran.

Desperté, oí:

¡Qué lucha que trae el hombre
por querer alcanzar
que el hombre Aquí no crea!

A más avanza en cultura,
más niega esta Existencia.

¡Cómo querer que la pluma
viva sin el cuerpo del ave!

¡Y la hoja sin el árbol,
cuando al suelo se cae,
desmentir que no había árbol!

¡Cómo exigirle a los hombres
que no roben, que no maten,
si todo queda en la Tierra
y Juicio Final no hay!

Si el hombre,
habiendo otra Vida,
no practica Caridad,
¡qué reacción tendría
sabiendo que se moría
y todo lo iba a dejar!

El hombre,
quiera o no quiera,
esta Vida le hace pensar.

¡Es lástima el que la piensa
sin poder volver hacia atrás!

Piensa que hay otra Vida,
apartando lo que te puede apartar.


***


Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Pág. 166-167-168