miércoles, 10 de abril de 2013

Columna de mármol por su dureza y limpieza

En Sueño Profético hablaban del silencio que quieren ponerle a este Escándalo:

Es silencio de maldad y de no seguir los pasos al que cuente cosas sobrenaturales y sea columna de mármol por su dureza y limpieza, que todo va resbalando.

El que quiera ensuciarla o doblarla, diciendo “esto no es mármol”, cuando le llegue el Mando al espíritu para que abandone el cuerpo, aquí no llegará la oración del Instrumento.

Ya Dios le irá apartando al que persiguió este Hecho. Que pudo quitar calvario y él ganarse buen Premio. Éstos, no fue el daño que se hicieron, fue el daño que hicieron.

Tiene pecado grave el químico que viera la fuente correr y no dejara al sediento beber, y se muriera de sed por no analizar el agua. Esto sería estar a contra de la Palabra de Dios.

Él dice: “Dad de comer al hambriento y de beber al sediento”.

Pues aún es mucho peor darle a un espíritu sus Palabras, obligando al cuerpo que no calle, y que el “químico” de estas Palabras Divinas viva de espaldas a este Mando.

Desperté, oí:

Todavía habrá quien se escandalice
al leer este Mensaje.

El que más se escandalice,
más lejos está de Dios.

El que lo comprenda,
puede pedir el Perdón.

Y el que esté sufriendo
por está indiferencia,
alabanzas manda a Dios.

¡Hombres sin saber los momentos
que vida puede tener el cuerpo!

¡Hombres sin ganas de oír
lo que dice Dios en el Cielo!

Esa vida es tan corta,
que todo está Aquí en recuerdo.

Aquí está el cliché
de lo malo y de lo bueno.

¡Haz por comprender el Mensaje,
por si tuvieras remedio!


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - Pág. 195-196