miércoles, 3 de abril de 2013

El hombre debería enseñar esta Enseñanza

En Sueño Profético vi mucha gente, y una voz dijo:

Estos cuerpos están muertos, pero el espíritu vivo. Éstos no quisieron muerte para el espíritu. Ponían el cuerpo después, y primero el espíritu.

Esto, si Aquí no se vive y se explica, nadie sabe del espíritu con estas aclaraciones que no admiten estudio para decir: “es verdad”.

Dijo uno:

Del espíritu no sabe el hombre, no habla y no enseña. Cuando debía ser la primera enseñanza que el niño tuviera.

Espíritu, nombrarlo con grande preferencia al cuerpo. Enseñar que Dios es Vida en espíritu y cuerpo, pero al cuerpo le retira la vida. Al espíritu no le retira la vida, pero al que no Lo quiso sí lo aparta de su Reino, y ya es espíritu muerto en el contacto de Dios.

Es vivo para ir en contra del Mando de Dios. Es vivo para llevar al cuerpo, mientras tiene vida, al pecado. Y es vivo para hacer servicio a Satanás. Este espíritu coge disfraz y acción de mil maneras.

Esto, a más practiques la Palabra de Dios, más notarás lo que es de Dios o lo que es engaño. Por eso, tanto se repite en Gloria que el hombre debería enseñar esta Enseñanza.

Desperté, oí:

Da descontento el pensar
que a hombres con mucho estudio
no les puedes del espíritu hablar.

Hablar lo que enseñan en Gloria
y que pueden comparar.

Que con los siglos que han pasado,
cuando el mundo Dios creó,
no puede tener reforma:
espíritus buenos, espíritus malos.

Cuerpo que rechaza bienes que tenga
cuando le llegue la muerte,
y su cuerpo quedará
como el que vivió miserias.

¡Ves cómo al cuerpo no le sirve
tanto cuido que le tengas!

Vive sólo para Dios
el tiempo que estés en la Tierra.

Que una vez que entierren el cuerpo,
no sirve dinero ni influencia.

Todo es mala enseñanza
que tiene el hombre en la Tierra.


***


Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Pag. 18-19-20