lunes, 8 de abril de 2013

El que quiere aquí silencio, ya lo tienen Aquí por muerto

En Sueño Profético decían:

Ya es tiempo de que estuviera el mundo enterado de este Contacto de Dios, con Mando a un espíritu que vive con materia. Y que el Contacto es Enseñanza: cómo vivir ahí, para cuando venga el espíritu Aquí.

Esto ya tiene para muchos su tiempo cumplido, que a Dios quieran darle disculpa por el abandono que han tenido a la “Palabra de Dios Diciendo”.

Si está mal el negarla, está peor el desprecio. Que esto es grande sufrir para el Instrumento. Dios le manda fuerzas porque en su actuación ya las va pidiendo.

¡Dios, Poder en Mando, aunque en Imagen no Lo estén viendo!

¡Dios, Poder en aire, aunque el aire esté quieto!

¡Dios, Poder en luz, aunque estrellas veas en el cielo!

¡Dios, Poder en los mares, aunque los mares veas quietos!

¡Dios, Poder en la Tierra para dejar quietud o dejar movimiento!

Si esto lo piensas, ¿qué supone el hombre para todo esto?

Desperté, oí:

Si todo lo que se ha dictado
no puede el hombre con ello,
¿cómo se atreve
a ponerle a Dios silencio
en lo que Dios quiere escándalo?

El que quiere aquí silencio,
ya lo tienen Aquí por muerto.

Al cundir y no callar,
tú vas cundiendo Obediencia.

Y dejando al descubierto
al que no quiere que esto sea.

¡Hombres necios con maldad,
que son los que el Poder de Dios niegan!

¡Hombres que si lo pensaran,
se morían de vergüenza
de ver cómo Dios trata al hombre
y el hombre cómo desprecia!

Si el hombre pensara en Dios,
ponía la mirada en el Cielo
y le salía el Perdón.

Unos oirían respuesta,
y la mayoría no.


***

Libro 17 - Investigaciones a La Verdad - Tomo II - Pág. 222-223-224