lunes, 8 de julio de 2013

Donde no hay interés, no hay Amor

En Sueño Profético hablaban del Amor a Dios, del interés, de la ansiedad, de la firmeza y del “llenar” de Dios. Decían:

Puedes asegurar que donde no veas interés, no guardan Amor, y al no guardar Amor, no viene ansiedad.

La firmeza es algo que no se puede ocultar, pues el que tiene firmeza no varía el caminar, y por mucho que le dieras, no daba pasos hacia atrás. Ésta es Firmeza de Dios, que es la que manda enseñar.

Otro dijo:

La persona inquieta no tiene firmeza ni guarda Amor; no guarda porque ha sido oír y ver sin sentir el Amor de Dios; es materia para el mundo de materia, y su espíritu puede perder el sitio de esta Gloria. La inquietud habita en los lugares que no habita Dios. La inquietud busca a otro dios para desmentir el Verdadero. La seguridad en Dios te acerca cada vez con más fuerza. No hay quien ame y busque otro amor. El Amor no deja sitio para que entre lo que no es Amor.

Desperté, oí:

Es verdad con apellido de verdad, que donde no hay interés, no hay Amor.

Hay quien busca para encontrar. Y hay quien no busca por si encontrara.

Hay quien a Dios no Le pide porque cree que lo ofendió.

Y hay quien Lo ofende y Le pide.

Pero hay un mal peor: tener contacto del Cielo y buscar la tentación.

Todavía es peor, que Dios sabe cómo eres y tú hablas de su Amor.

No hay quien busque sin amar, porque antes de buscar, ya dirá que está cansado.


***

Libro 11 - Te Habla El Profeta - Tomo II - Pág. 82-83