domingo, 6 de octubre de 2013

Cambiar sus trazos

En Sueño Profético decían:

El hombre no quiere aceptar la Comunicación de Dios, porque ya tiene que cambiar sus trazos si vive despreocupado del hambriento y el desnudo. Si tiene algo de más, tiene que ir a buscarlo. Si vive con unas leyes no de Dios, aunque a Dios Lo siga nombrando, tiene que cambiar sus trazos y volver a los Mandamientos que Dios mandó desde el Cielo, antes de vivir de Hombre, que escribieran en la Piedra.

Se hace Hombre para enseñar a vivir espíritu y cuerpo unidos, sin llegar a pecado. Y dos cuerpos en una misma carne. Esta unión puesta por Dios Hombre. Aceptar otra, ya es de Dios apartarte.

Por eso el hombre no acepta la Comunicación de Dios. Y le molesta que Dios siga hablando.

Desperté, oí:

¡Qué cierto que al oír la Palabra de Dios,
dicha o diciendo,
el hombre tiene que cambiar sus trazos,
pero conforme y contento!

Pero piden más en Gloria
que cundas este Evangelio.

Que sigas paso por paso
lo que Dios dicta en el Cielo.

El hombre, si piensa en Dios,
nunca se notará solo.

Pues Dios le manda al espíritu
y el espíritu al cuerpo.

Si Dios le manda al espíritu,
nada puede ser mal hecho.

Si de Dios vives aparte,
ya todo será mal hecho.

Si tus trazos son de Dios,
tu vivir lo irá diciendo.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II