miércoles, 13 de noviembre de 2013

Cárcel de tu Amor

En Sueño Profético decían:

El Amor a Dios no puedes esconderlo. El Amor a Dios te descubre tu secreto. El Amor a Dios, él mismo se hace exigente, él mismo hace que publiques lo que no sabe la gente. El Amor de Dios no te dice “tú tienes que quererme”, pero como tú, queriendo, quieras, Él ya es tu prisionero.

Mucho se habla de Amor,
de este Amor que hay en el Cielo,
pero muy pocos, muy pocos,
lo buscan para llevarlo
a la cárcel de su pecho,
a que haga de su espíritu lo que quiera,
como dueño que te deja
que tú hagas servicio de ello.

Pero si tú, a este Dueño,
lo amas antes que a nadie,
Él te pagará, llevándote
a la Gloria, que es su Cárcel.
Una Cárcel sin cerrojos
y con las puertas bien grandes,
que una vez que Allí te encuentras,
lloras por no irte a la calle.

Que Aquí otra vez repito
las palabras de esta Cárcel:

¡Ay Cárcel de mi Señor!
¡Ay Cárcel sin centinela,
que tú entras porque quieres,
y no puedes vivir sin ella!

Ya, si no digo mi nombre,
se sabe que soy Teresa,
que quiero que todos amen
lo mismo que yo en la Tierra.

Desperté, oí:

Una vez que digas amo
delante del que no ama,
tiene que creer por fuerza,
una noche o una mañana.

Cuando oigan tus Palabras,
diciendo: “Esto me dice,
y me explica lo que es Gloria
cuando la vida se acaba”.

Me dice lo que es condena,
condena que el hombre llama.
Me dice lo que hay que hacer
cuando el hombre Lo maltrata.

Me dice el sufrimiento,
que siendo Dios, sufre y calla.

Me dice, que amando todos,
la Gloria no la llenaban,
porque la Gloria es de Dios,
el Sitio de sus Palabras,
donde el que quiera su Amor,
el mucho Amor, agranda.

¡Ay Dios, que amas al hombre
sin decirlo con Palabras!
¡Ay Dios, que si Tú quisieras,
el hombre, sin querer, amaba!

Pero ya sería mandar
la Libertad que tú mandas,
sin poderla practicar.

Yo quiero mil veces
Cárcel de tu Amor,
que es Libertad.

TERESA DE ÁVILA


***


Libro 12 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo II