miércoles, 1 de enero de 2014

Dios no vino en secreto

Oí:

Dios no vino en secreto, ni para que Lo maltrataran.

Dios vino diciendo: “Soy el Hijo de Dios”.

No callar esto, Le hizo morir en la Cruz.

Él no vino a morir en la Cruz. Él Lo sabía. Y el hombre lo quiso.

Él vino a enseñar con Amor su Doctrina, a Perdonar y a facilitar la entrada en su Reino.


***


Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo I - Pag. 77