domingo, 19 de enero de 2014

Gran Literatura de Dios

En Sueño Profético decían:

El que ya ha leído estos Dictados, ve cortos y sosos los del hombre. El que tiene amistad con el que comunica, cualquier frase que le lea, le borra frases que le hayan leído anteriores a éstas. Esta Literatura es igualada a la de otro espíritu que Aquí sea arrobado, y una vez que esté en la materia, escriba el Dictado que de esta Gloria sale, bien, versificado o en seria Literatura.

Dijo uno:

Gran Literatura de Dios, reverenciada por literatos que a Dios amen, y envidiada su comunicación.

Grandes temas de Enseñanza, para aprender a guardar el espíritu a su Dueño.

Grande ampliación de hablarte de Amor Divino.

Gran consuelo para el pecador que hoy llora su pecado.

Y gran premio para el justo.

Todo esto es Dios en Palabras, Dios que entra al hombre en su Gloria cuando aún vive materia, Dios que repite porque no acepta el hombre.

Al hombre le cuesta trabajo decir: “Dios sabe más que yo. Dios tiene más Poder que yo. Dios es más bueno que yo. Dios es Dios y yo soy nada”.

Si éste amara, podría decir: “Yo soy de Dios y mi espíritu va a la Gloria. Yo espero en mí hable Dios. Yo soy humilde y Dios me busca, porque yo a Dios me ofrecí en espíritu y materia”.

Desperté, oí:

Lee y en cada Palabra
reverencia al Padre Eterno.

Lee y estudia sin prisa
este Divino Evangelio.

Lee y mira a esta Gloria,
que Perdón te dé este Cielo.

¿Tú has visto algo mayor
que este grandioso Evangelio?

Este Dios, cuando te habla,
no es la Palabra “pa” ti.
Este Dios, cuando en ti habla,
Lo tiene el hombre que oír,
porque salvan tus Palabras,
que la Palabra es de Aquí.

Que no es suya la Palabra,
que esa Palabra es de Aquí.

Si hablas de literatos
o nombras literatura,
da la vuelta a estas Libretas,
que no se vea esta Escritura.

Esta Palabra es de Dios,
lo mismo que es la Escritura.

Porque Padre e Hijo es
grandiosa Literatura.


***


Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pág. 250-251-252