miércoles, 19 de marzo de 2014

Alabanza al Cielo

En Sueño Profético decían:

Siempre que mires al Cielo,
que sea para dar gracias
o para pedir remedio.
Que esto, hecho con Amor,
estás mandando alabanzas
y Dios te está respondiendo.

Siempre que mires al Cielo,
ten la Imagen de Dios Vivo,
y ya sabrás responder
al que oigas ofenderlo.

El hombre, si las cosas le van bien,
es obra de su talento;
Y si él lo hace mal,
ya la culpa es para el Cielo.

Que en la forma de mirar,
sin palabras,
estás oyendo si ofende
o alabanzas está diciendo.

La Tierra guarda lo sucio,
que son los pecados y el cuerpo.

Al Cielo, ya lo que entra,
se purificó en el suelo.

Desperté, oí:

Quiere esta Gloria que el hombre
viva pensando en el Cielo.

Que siempre que nombre a Dios,
sea una alabanza al Cielo.

Es cierto que el hombre es él,
cuando sale algo bien hecho.

Cuando le ha salido mal,
a Dios Lo nombra ofendiéndolo.

Si no ofende de palabras,
ofende con malos hechos.

El que vive para Dios,
le llega esto en sufrimiento.

Porque Cielo, Dios y Gloria,
siempre los lleva por dentro.


***

Libro 20 - Te Habla el Profeta - Tomo II - Pag. 92-93