domingo, 16 de marzo de 2014

El obstáculo que pone el que no ama

En Sueño Profético hablaban de cundir estas Comunicaciones, de hacer la Publicación apartando el obstáculo que pone el que no ama, al que comunica. Decían:

Dios manda, espera y actúa; ama, espera, perdona y aparta. Dios no puede ser Dios para arrobar y dejar de ser Dios para que el hombre detenga su “Palabra diciendo”, ¡no, “dicha”!

La Palabra de Dios dicha y escrita, es Evangelio. Si el que lo lee quiere, cierra el Libro, aunque Dios haga su Resonancia en otro. Pero cuando Dios está hablando a través de un Instrumento, no hay hombre que Lo pare. Dios irá inutilizando a tantos inmerecidos de que el Sol y el aire los envuelva, pues merecerían vivir sin aire y siempre en noche, vivir siempre en las tinieblas, aunque las tinieblas los envuelve. Tendrán el sufrir mayor cuando sin fuerzas se vean y Dios mandando Mensajes y los Libros publicados llegando al último rincón del mundo, por ser Palabra de Dios dicha en arrobo y dictada en esta Gloria. Esta Publicación ya cumplió la demora que puso el hombre que no amó.

Dijo otro:

El Instrumento llevará la Palabra de Aquí, sin Palabra que Aquí haya oído. Dios manda en Palabras y manda en acción cuando es Instrumento.

Desperté, oí:

El Instrumento irá con Mando no de la Tierra.

La Publicación se hace porque Dios al hombre no le da cuentas.

Si Dios al hombre buscara, siendo Dios de todo Dueño, otra vez dirían: “¡No!, que no habla Dios del Cielo”.

El hombre no quiere a Dios, Y Dios ya le da desprecio.

Aquel que quiera el Perdón, le vendrá arrepentimiento, cuando los Libros lea y Dios le salga al encuentro.

¡Hombres que viven sin Dios y Dios los deja viviendo!

La Publicación se hará, mandando Dios al Instrumento.


***

Libro 10 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo I