martes, 27 de mayo de 2014

Gozo Divino

En Sueño Profético hablaban de la Caridad. Decían:

La Caridad son pocos los que la practican como manda Dios; La Caridad es muchas veces arreglada por el hombre.

Hay quien dice: Yo hago caridad y no hace falta estar con Dios. Yo hice caridad y nadie me lo agradeció. Yo hice caridad y bien poco me lució. Esto no es Caridad. La Caridad no es Caridad si tú no amas a Dios; el hombre tiene un cumplido, pero éste no es para Dios.

Ya dijo uno:

Sin Amor y Caridad, pocos puntos ganarás.

El Amor da Caridad, y aquí sí puedes ganar.

La Caridad con Amor, tapa defectos.

La Caridad sin Amor, los destapa.

La Caridad es Amor grande que lleva a Dios.

Hay quien fue Elegido por practicar la Caridad a la vez del Amor a Dios, y conoció a Dios presentándolo la Caridad y avalándolo el Amor a Dios y al Prójimo.

Prójimo: espera de la Caridad.

Dios: Prójimo.

Dios espera de su Mando, que en Libertad deja.

La Caridad siempre, si es de Dios, deja gozo. Por eso tiene que hacerse Caridad, amando y cumpliendo la Voz de Aquí, único Mando.

Desperté, oí:

Haz Caridad amando a Dios,
y sientes Gozo Divino.

Que el Gozo te lo da Dios,
cuando llevas su Camino.

La caridad que es del hombre,
no es palabra Caridad,
esta palabra la coge
para poderse tapar.

Todo lo que sea de Dios,
y el hombre quiera copiar,
se quedará descubierto
cuando no sea Caridad.

La Caridad ya prohíbe
que tú le hagas un mal
al Prójimo, que es tu Dios,
donde Él espera ya.

El que ama mucho a Dios,
Caridad tiene que dar,
Caridad en sus palabras,
Caridad para llevar,
Caridad cuando le digan:
¡Tú no tienes Caridad!

Esta Caridad es Dios,
donde el hombre lleva el mal.

La Caridad que es de Dios,
el hombre la va a llevar
al sitio que espera Dios,
por mandar Dios Caridad.

Si haces Caridad de Dios,
con esto te sobra ya,
para que el hombre compare,
si a Dios amas de verdad.


***

Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo II - Pag. 202-203-204