jueves, 29 de mayo de 2014

La Ley Divina

En Sueño Profético hablaban de la Ley Divina, de la ley del hombre y de los engaños de Satanás.

Comparaban actuación llevando el bien y actuación sin Caridad; espíritu marañoso que siempre enredando está porque Amor de Dios no vive y agrada a Satanás. Viven la ley del hombre, que esta ley lleva a pecar. El que viva la Ley de Dios, tiene la Gloria segura; y el que viva la ley del hombre, vive apartando lo que no entra en la Ley de Dios, que es: adulterio, robo, crimen y no tener compasión del que de ti necesite por el camino de Dios.

Dijo uno:

Un espíritu bueno puede hacer a muchos buenos. Y un espíritu malo puede envenenar a grandes y chicos con su forma de actuar.

Si Dios no se comunicara, el hombre negaba a Dios su Existencia. Pero Dios siempre está entre el hombre, aunque el hombre a Dios no quiera.

Desperté, oí:

Dios siempre se está
manifestando al hombre,
para que el hombre
Lo cuente por Vivo
y practique sus Leyes.

Que practicando las suyas,
ya le sobran las del hombre.

El espíritu de Dios
no puede olvidar Prójimo,
porque Prójimo es Dios.

Ni puede hacer marañas
que vayan en contra de Dios.

Al revés, que va quitando
las que Satanás lió.


***

Libro 17 - Investigaciones a La Verdad - Tomo II - Pag. 227-228