domingo, 15 de junio de 2014

Extracto de gran manjar

En Sueño Profético hablaban de la Fuerza de Dios, de la Fuerza de sus Palabras, de sus Caminos, de su Amor, de su Perdón, de su abundante Misericordia.

Dijo uno:

Dios todo lo da al hombre y, por mucho que dé, nunca pide nada. Te da la vida en aire. Te da la Vida Eterna, que ésta no vive con el Sol, ni necesita los mares, ni necesita el sustento para el cuerpo alimentarse. Aquí ya tiene de todo y vive una Eternidad. Aquí es Presencia de Dios y extracto de gran manjar. Aquí es Mundo sin mundo, donde sin materia está lo que pararía a los mares y el mundo podría acabar. Aquí se forma firmeza y los ves normal andar, y la Voz la estás sintiendo y oyendo a la misma par. Aquí ya cuando te entran, porque tú has querido entrar, Dios tan sólo en su Presencia te puede comunicar con el mundo de pecado, esto, los que están sin materia. Los que aún hay están, esos, Dios les quita el cuerpo para poder Aquí entrar, y a estos espíritus les da volumen y acción normal para que sean conocidos. Los objetos te los pone con forma y peso, todo esto hecho con su Poder, sirviendo para la Visión y Enseñanza. Esto Aquí es Poder de una Gloria Única y de un Solo y Único Dios, que hay quien nombra la Gloria sin oírle el Dios, y hay quien deja de nombrar la Gloria y siempre estás oyéndole el Dios. Esta Gloria es conocida por darle el nombre Dios.

Desperté, oí:

Toda esta Gloria es envuelta
en algo aún mayor.

Está envuelta en la Fuerza
del Mando que manda Dios.

Está obedeciendo al Padre,
que fue el que el mundo creó.

Este Dios no tiene día
para mandar su Perdón.

Este Dios, son sus Palabras
escritas en un renglón,
pero escritas con tal Fuerza,
que al leerlas ves a Dios.

La Fuerza de Dios la para
otro Dios como este Dios.

Pero aunque nombres Tres Nombres,
de Uno salen los Dos.


***

Libro 9 - Dios Habla al No Quiere del Hombre - Tomo I - Pag. 75-76