miércoles, 25 de junio de 2014

Sigue de cerca al que Dios elige

En Sueño Profético decían:

Sigue de cerca al que Dios elige y ya tienes que decir es verdad, aunque tú, verdad quisieras que no fuera.

Sigue de cerca al que Dios elige y te traerá a la Gloria. Pues al seguirlo, verás que sólo Dios es el que puede darle las fuerzas al andar.

Es sembrador incansable de la Palabra de Dios, y la cosecha regala con el sufrir y el Amor.

El sacrificio no existe porque le puede el Amor a Dios, y el descanso lo retira como obstáculo que hubiera para pararle su vida.

Sigue de cerca al que Dios elige y verás grande diferencia con los que son buenos pero no son Elegidos.

Los Elegidos te dan la Paz y la paciencia con tanta facilidad que aprendes aunque no quieras a alboroto apacientar.

¡Qué lástima que los hombres no busquen este “Enseñar”!

¡Con lo fácil que sería practicarlo y enseñar, y quitar un poco de tiempo a tanto hablar de pecar, que tanta fuerza ha cogido el espíritu del mal!

Desperté, oí:

Los Elegidos no faltan
hasta que no falte el hombre.

Si desde que Dios hizo el mundo
no se hubiera comunicado al hombre,
no se hablaría de Dios.

Dios siempre tiene un Lugar
donde dejar sus Palabras
para poder enseñar
lo que es la vida de espíritu
cuando ya te han enterrado.

Que pienses que muerto
no quedas nunca,
aunque tu cuerpo matarás
sin que muerte te llegara
mandada por este Cielo.

Que pienses que Dios existe,
Único para premiar y juzgarte
en la Tierra y en el Cielo.

Para todo esto,
Dios elige al que sabe
que sus protestas son
alabanzas y rogativas al Cielo.

Al que evitó sufrir
y le llegó sufrimiento,
ve detrás del Elegido
y no perderás el Cielo.


***

Libro 17 - Investigaciones a La Verdad - Tomo II - Pag. 78-79-80