sábado, 14 de junio de 2014

Ve en busca de Dios aunque Él no te llame

En este Sueño Profético decían:

Hay quien cree que poniéndole atención al que Dios se comunica, le hace un gran favor a este Comunicante. Creer esto no es creer que es Dios el que habla. Si crees que es Dios, ¿cómo puedes pensar semejante cosa?, una vez que esa atención de cumplido que tú haces es porque te la deja Dios, y te deja que tu espíritu le dé movimiento a tu carne.

Dios elige el Lugar para hablarle al hombre, y premia el sitio donde habita este Lugar. Si tú desprecias este premio que Dios te da, cuando puedas tenerlo, ¿cómo crees tú que te contestará cuando tú Lo llames?

Si cuando Él te habla, tú no acudes, ¿cómo Él te va a responder cuando tú Lo llames?

Desperté, oí:

Ve en busca de Dios aunque Él no te llame.

Y dile qué quiere, aunque Él no te mande.

Y cuando Él vea que vas sin llamarte, y que te ofreces sin mandarte, ya tú quieres ser suyo.

Y en este “ofrecer” y “ser suyo”, Él se vuelca, ofreciéndole tu Amor al Padre.

Presentación que Dios Hijo hace a Dios Padre para que mande su Espíritu.


***

Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo I