martes, 31 de marzo de 2015

A más Amor a Dios

En Sueño Profético decían:

A más Amor a Dios,
más Paz te acompaña.

A más Amor a Dios,
medicamento serán tus palabras.

A más Amor a Dios,
más achicarás tus faltas,
y puedes ser Elegido
para llevar sus Palabras;
pero no dichas de libros,
son dichas Aquí en la Gloria,
como a tantos Elegidos
que en esa vida se nombran.

A más Amor a Dios,
más tienes, menos necesitas
y más te sobra.

Es el Amor el que guía
la vida que ahí tengas,
si de Dios no te retiras.

Dijo uno:

Estas son las actuaciones
que tuvieron los Elegidos:
gran rebose de Amor,
pero no son comprendidos.

Todo lo hacen por Dios,
con ganas, sin sacrificio,
sin pensar en la distancia
de aquello que han perdido.

Todo lo ponen en Dios.

Es dicho del Elegido,
antes de saber
que Dios le cogería,
con cuerpo, el espíritu.

Porque el espíritu sin cuerpo,
es vivir ya Gloria,
y su nombre no es Elegido,
es Mando de Dios,
que esto puede ser mandado
a todo el que esté en la Gloria.
         
Desperté, oí:

Muchos que aman a Dios,
no saben estas respuestas.

Espíritus en Gloria,
ya no rozan pecado.

Espíritus con cuerpo,
rozan y los persiguen
los espíritus malos.

Tienes que superar Amor,
para ser por Dios mandado.

Y ya Dios hace que el hombre
lo conozca por prodigios
que su vida va dejando.

Éstos son los que en la Tierra,
de esta Gloria van hablando.

Lo que pueden pensar y escribir
hombres cultos, literatos.

Esta carrera, ya precisa Amor,
porque ya eres amado.


***

Libro 16 - Dios No Quiere, Permite - Tomo II - C2