jueves, 9 de abril de 2015

Manto de Poder Divino

En Sueño Profético se veían muchos dibujos formados con Poder Divino. Era un manto flotando siempre en presencia del espíritu que Dios tiene para su Comunicación en la Tierra.

Dijo uno:

Esta presencia la tiene siempre este Elegido. Esta imagen es la que le da la Fuerza, humilla al espíritu que le sirve a Satanás, le da Sabiduría y Visión a lo que no ha pasado ni tiene delante, se enfrenta con el pecado que siempre está persiguiendo –disfrazado o al descubierto– al que tiene contacto con este Elegido.

Se vieron otra vez los “Humos Divinos” y continuó hablando el mismo espíritu:

Esto es sol, aire o lluvia que una sola persona viera, y cuando presentara lo mojado, los que alrededor estuvieran, se vieran secos. Esto sería contacto de Dios, contacto del Cielo.

Pues aquí ve el contacto todo el que quiere verlo.

¿Quién podría estar escribiendo temas de esta profundidad, sin saber lo sencillo del saber del hombre, y desafiar diciendo: “otro caso igual a éste no hay”, y no permitir reformar un tema que vaya de Aquí dictado?

Y desafían y no acuden a ver este Divino Caso que está ocurriendo a diario, y falta poco para nombrar los 28 años.

Desperté, oí:

Manto de Poder Divino,
que forma frontera
con la sabiduría del hombre
y con la cultura.

Que no podrían desbaratar
por mucho daño que hicieran.

Está perseguido
por espíritus del mal,
que están quedándose al descubierto,
y cada día
menos escondidos quedarán.

Esta Fuerza, Dios,
siempre se la deja al Elegido.

Si así no fuera,
aún diciendo verdad,
el hombre con su maldad,
al Instrumento le formaría condena.

Dios la envuelve en su Poder,
y ya aprende el que quiera.

Aprende y ve un vivir
que le acompaña una Fuerza.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo III - C8