lunes, 4 de mayo de 2015

Al que ama el Amor le da respeto

En Sueño Profético decían:

Siempre desmiente más lo de Dios aquél que menos ama. Al que ama el Amor le da respeto y en el respeto la Verdad siempre le habla. Le hace pensar en lo cerca, le hace pensar en lo lejos. Le hace pensar en lo que ve, que siempre es hacer algo para el Cielo. Le hace pensar cómo puede saber eso de lo Eterno, que no está escrito en Libros también dictados del Cielo, que tienen otros Escritos y que su nombre es Sagrado. Pues a nada dirás “lo ha sacado de estos Libros”. Todo esto piensa el que ama.

Dijo uno:

El pensar del que no ama lo vamos a dejar hoy en silencio para que cuando él lea los Libros conteste su pensamiento al pensar que antes tuvo. Que conteste y quiera buscar algo que de él quede sin haberse ensuciado del cieno de Luzbel. Que todos los pensamientos aquí, en estos Escritos, tienen la matrícula de fracaso.

Desperté, oí:

Aquí quiso hacer el hombre su juicio en contra de Dios como siempre ahí lo hizo.

Y la maldad les tapó los sentidos para que no vieran bien claro hasta que no vieran los Libros.

Hasta que los altos y bajos supieran su contenido.

Hasta que mandos civiles firmaran su contenido, dando paso a sus Palabras con agasajo a lo escrito.

Llevando el premio por ellos cómo presentan los Libros.

¿Qué dirán cuando los lean y los vean reconocidos por hombres también de estudios?

Que Esto es para los hombres, que de Dios sale la Sabiduría y el estudio.

Un estudio que no acaba hasta que se acabe el Mundo.

Luego la Sabiduría siempre queda Aquí, en espíritu.

Que es la que hoy dictamos para que lleven los Libros.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V