domingo, 24 de mayo de 2015

Dios es el que publica, no el que comunica

En Sueño Profético decían:

Estos Libros son los primeros en los que, en su publicación, no sale nada del hombre.

En estos Libros sólo se leerán Palabras que Aquí han dictado, hechos que ocurrieron cuando estos espíritus vivieron con materia, y que hoy viven Aquí en la Gloria.

Esta Enseñanza, Dios la hace con los espíritus que son suyos, haciendo Dios la explicación sencilla, y que tú la busques con Amor.

Estas Enseñanzas, contadas por los mismos que las vivieron, y esta separación del hombre en estos temas que lleva el arrobado, no están en ningún libro.

El hombre, siempre, antes o después de un Escrito que el arrobado presente, tiene que meter sus letras con su reforma, quedando ya falto de fuerza el Mensaje, Visión o Éxtasis.

En las Palabras de Dios dichas para publicarlas, ya lleva, el que las recibe, sobra de saber de esas Palabras, porque Dios es el que publica, no el que comunica.

El que comunica es vela sin luz, que Dios enciende para dar Luz al mundo.

Dijo uno:

La vela, si no la enciendes, no alumbra. Sí, es vela, pero sin luz. Pues esto es el Portavoz: espíritu que irá a Gloria de Dios. Pero si Dios no elige, no habrá Sabiduría Divina, y jamás podrá hacer una publicación igual a ésta.

Esto es Dios, que manda a espíritus de esta Gloria a que lleven el Mensaje, para que el Portavoz lo dé con el arreglo que ya va también iluminado. Pero el que lo publica tiene que hacerlo calcado, que esta es la diferencia del saber del hombre al Saber de Dios. Estos Libros salen sin el buen arreglo que el hombre quiere darles. Libros con empiezo del primer capítulo y final del Libro se publicarán con los mismos temas Aquí dictados.

Desperté, oí:

Ésta es la fuerza del sí,
que este espíritu es arrobado.

Ésta es la Sabiduría
que el hombre siempre ha cambiado.

Estos Libros Dios los quiere
para que no esté callado
lo que Dios dice en su Gloria
al que se ve despreciado.

Despreciado por el hombre,
que Dios Vivo no es aceptado.

El Comunicante lleva
abundancia de Palabras,
que Aquí dictamos en Gloria.

Que tiene que publicar
para que queden en la historia.

Historia con Enseñanza,
para que vean lo fácil
que Dios da Saber de Gloria.

La Publicación hará
dos grupos de literatos.

Unos verán la Grandeza
y lo dirán sin callarlo.
Otros cerrarán la boca
y lo dirán sin hablarlo.

Y el hombre, cuando los lea,
verá a este Dios hablando.


***

Libro 7 - Investigaciones a la Verdad - Tomo I - C1