martes, 26 de mayo de 2015

El aviso de Dios

En Sueño Profético decían:

Enmienda lo que a Dios
ayer Le hiciste mal,
que puede que mañana
esté ya el plazo cumplido
y mueras sin perdonar.

Enmienda lo que creías
que no lo hacías tan mal,
si pensabas el vivir
que otros hacían ahí,
y tenían todo de sobra,
menos el Perdón de Aquí.

Dijo uno:

El que siempre lo hizo mal,
persiguiendo a Dios del Cielo,
ya tiene el plazo cumplido,
porque aviso no le dieron.

¿Cómo va Dios a avisar
a los demonios con cuerpo,
que su actuación es desmentir
que Dios no es Vivo,
que es muerto;
que el Elegido no existe,
que nada hay en el Cielo;
que el Cielo es el techo de la Tierra:
nubes, Sol, estrellas,
y Luna dando claridad a la noche,
como el Sol al día calienta?

De esto hablan los científicos,
pero a Dios no te Lo nombran.

Al que viva este vivir,
aviso Dios no le manda,
porque tratarían a Dios
como a otro hombre que manda.

¡Estos hombres endiosados!
¡Muy mal dicha esta palabra!
Porque el hombre que es de Dios
y practica sus Palabras,
a más dentro lleva a Dios,
más humilde se declara;
y sabiendo como sabe,
él se cree que no sabe nada.

Desperté, oí:


En vez de decir endiosado,
di que lejos está de Dios.

Porque el que aprende
de lo que le habla Dios,
él se cree que no sabe nada.

Enmienda
lo que ayer hiciste mal,
y piensa si el aviso de Dios,
a ti te llegará.

Que puede,
que si Le pides Perdón,
el plazo en ti no cuente.

Puede que te manejaran
los espíritus que a Dios
le forman la guerra.

Para que quede en mentira
cuando Él se manifiesta.

Es el pecado mayor,
el querer que esto no sea.

¡Qué cierto que el hombre habla
de las cosas de la Tierra
con grande seguridad,
sin nombrar al Dueño de ellas!

Si quieres oír Perdón
cuando dejes la materia,
obedece lo que Dios quiere
que el hombre sepa.

¡Qué alegría el que diga:
“este aviso a mí me llega”!

“Porque nunca desmentí
lo que Dios mandó del Cielo
para decirlo en la Tierra”.


***

Libro 16 - Dios No Quiere, Permite - Tomo II - C6