jueves, 28 de mayo de 2015

El remedio del Cielo

En Sueño Profético se oía:

¡Señor, manda el remedio del Cielo,
que en la Tierra no lo tienen!

¡Y si Tú mandas remedio,
remedio tienen!

¡Señor, Te pedimos por lo justo,
que Tú quieres que pidamos!

¡Señor, Te rogamos por los vivos,
que el sufrir puedan llevarlo
sin apartarse de Ti!

¡Señor, que la oración sea dicha
poniendo todo en tus Manos,
sin apartarse de Ti!

Esta es la Gloria de Dios,
donde no existe la muerte
en el que vieron morir.

Donde entra el que el espíritu
a su cuerpo le mandó.

El que todo a Dios pedía
y aceptaba su “Sí” o su “No”.

Porque a Dios dejaba de Dueño
de lo que Dios le mandó.

Desperté, oí:


¡Qué confianza que da
la oración dicha en el Cielo,
que aquí vuelven a dictar!:

¡Señor, manda el remedio del Cielo,
que en la Tierra no lo tienen!

¡Y si Tú mandas remedio,
remedio tienen!

¡Señor, Te pedimos por lo justo,
que Tú quieres que pidamos!

¡Señor, Te rogamos por los vivos,
que el sufrir puedan llevarlo
sin apartarse de Ti!

¡Señor, que la oración sea dicha
poniendo todo en tus Manos,
sin apartarse de Ti!

Si esta oración es sentida,
cuenta que vienes Aquí.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Cierre del libro