lunes, 29 de junio de 2015

La Paz de Dios Hombre

En Sueño Profético hablaban de la Paz de Dios Hombre y de Dios Palabra de Vida Eterna. Decían:

La Paz de espíritu sale al cuerpo en tus palabras y en tus hechos.

Paz de espíritu no puede tenerla el que no está entregado al Mando de Dios y no vive contento los Mandamientos de Dios.

La Paz de espíritu transmite a los cuerpos, aunque muchas veces transmite alboroto en las mismas familias.

Dios da la Enseñanza para que la conozcas y la vivas. Puedes estar sentado en silencio y allí la Paz no viva. Y puedes tener grande actividad porque la Paz a la actividad te obliga.

Dijo uno:

Las cosas espirituales, sin palabras hablan y sin letras escriben. Y tú, si eres de Dios, ya entiendes lo que allí dicen.

Pero esta sencillez el hombre pone difícil. Y ni la entiende, ni la aprende, ni la vive.

¡Con lo sencillo que es que el espíritu le mande al cuerpo; lo domine siempre en lo bien hecho, en lo que agrada a Dios, en lo que pisa el pecado que tanto persigue al hombre para hacer a hombres malos en la manera que puedan los espíritus del diablo!

Desperté, oí:

El que lea estos Escritos,
Aquí en la Gloria dictados,
puede coger la Enseñanza
en lo que esté equivocado.

Te habla de todos los temas,
para amar, si no estás amando.

Te enseña a conocer
espíritus buenos
y espíritus malos.  

Te habla de las familias,
para que estés preparado,
porque si un espíritu está débil,
puede entrarse en él un espíritu condenado.
 
Estas Enseñanzas son
para que el hombre aprenda
que primero está el espíritu.

Y que el cuerpo hace  
lo que el espíritu quiera.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - C2