domingo, 21 de junio de 2015

Tú pones el sí o el no

En Sueño Profético decían:

Cada uno sabe, si quiere, lo retirado que está de Dios.

Dijo uno:

Aquí digo unas frases, y tú pones el sí o el no, y al final cuenta lo síes o los noes para Dios:

Cerca de Dios:

   –El que su Presencia vive.

   –El que busca con ansiedad las Palabras que Dios manda Aquí en su Gloria.

   –El que adora la actuación del Elegido.

   –El que su Amor lo obliga a la Obediencia.

   –El que la ira no le llega porque sabe que es Dios el que retira.

   –El que pisa la pereza cuando el tiempo es para Dios.

   –El que sufre cuando dan mal trato al inocente.

   –El que va a la cama del enfermo y se ofrece dando consuelo en palabras y a Dios orándole y pidiéndole, primero por su espíritu, para que siempre esté a Dios queriendo, y que a su carne la deje sin sentir el sufrimiento del dolor, que a veces hace más daño al que está más lejos de Dios, hace más daño porque a su espíritu lo llena de ira Satanás con sus palabras diabólicas, con el porqué del que sólo cree en esa vida.

Desperté, oí:


Cierto que lees este Escrito y ya sabes a la distancia que de Dios te encuentras.

Aquel que ponga los síes,
y le ganen a los noes,
puede tranquilo vivir.

El que ponga muchos noes,
muy bien no podrá vivir.

El que viva su Presencia,
puede ahorrarse el escribir.

Pero tiene que aprender
para poder corregir
al que a veces se confunde
con el no o con el sí.

Para que el no, no lo pongas,
busca al que traen Aquí,
que ya lleva la medida
con el no o con el sí.


***

Libro 11 - Te Habla El Profeta - Tomo II - C5