miércoles, 18 de enero de 2017

Hombre de mármol y acero

En Sueño Profético decían:

¡Qué trabajo cuesta
hacerle pensar al hombre
que esa vida es temporal
y que después está la Eterna!

¡Que trabajo y sufrimiento
el tener que suplicar
que esa vida es la que certifica
para esta Eternidad!

¡Que trabajo y sufrimiento
el tener que ir suplicando
para que acepten este Premio!

¡Hombres con cuerpo de mármol
y espíritu de acero,
que no os conmueve
el sufrimiento que recibe
el que está al Mando del Cielo!

Dijo uno:

Se está aproximando el tiempo
de que Dios le responda al hombre
lo que el hombre está pidiendo:
que no oiga el Cielo súplicas
del que Aquí puso el desprecio.

¡Hombres con cuerpo de mármol
y espíritu de acero!

¡Hombres valorando el cuerpo
y dejando en abandono el espíritu,
de donde depende el cuerpo!

Desperté, oí:

Se ha dicho
hombre de mármol y acero,
por no darle otro nombre,
que pertenece
a espíritus del Infierno.

No da Perdón el Cielo
a los culpables que mantienen
este grande sufrimiento.

El hombre engaña al hombre
e intenta engañar a Dios.
Con este pensar que tiene,
ya vive lejos de Dios.

Y la distancia es distancia
cuando no existe el Amor.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo III - C7