martes, 7 de febrero de 2017

Dios me dice que no calle

En Sueño Profético decían:

Otro silencio que Dios ha roto en escándalo para que el hombre compruebe y vea que de no actuar Dios, no saldrían así las respuestas.

El que pregunta, sabe lo que va a preguntar. El que va a contestar, no puede tener la respuesta preparada. Esto, en la Tierra, no saldría con perfección la respuesta. Repuesta que justifica que el espíritu le da Sabiduría a la materia. Que no hay corregidor que cambiar palabras pueda.

Dijo uno:

Cuando actúa Dios, es para que el hombre lo sepa y se corrija el mal que va haciendo su materia.

Si Esto se lo callara el hombre, transformaría el vivir de la Vida Eterna, y hasta llegaría a premiar al que más pecado hiciera diciendo que era ley del adelanto de la Tierra. Que esto dicho, puede el hombre comprobarlo cogiendo los Mandamientos y viendo la forma de actuar que el hombre hoy está teniendo. El que a Dios Le intenta reformar, poca cultura tiene espiritual.

Desperté, oí:

A menos silencio, más silencio pondrá el que aquí quiere el silencio.

¿Quién puede decir que no es Dios el que aquí da el Mando?

¿Quién puede decir: “hace mal la vida que el Elegido está llevando”?

¡Si esto es Pregón Divino que va apacentando corderos y metiéndolos en el rebaño…!

Que este Amor a Dios, hace el hierro barro.

Achica el egoísmo y le horroriza el pecado.

Hace traerse al hambriento en el pensamiento, cuando has comido y comida te ha sobrado.

Y la muerte, siempre cuentas con ella, cuando vas a hacer algo que, después de muerto, a Dios tienes que dar cuentas.

Ya, si Prójimo no vives, tú mismo te das por muerto.

Éste es el mal que hace el que Dios elige para que pregone este “Evangelio Diciendo”.

Decir: “Dios me dice que no calle”.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C8