miércoles, 8 de febrero de 2017

La confianza en Dios

En Sueño Profético hablaban de cómo Dios actuaba en el hombre. Decían:

Respuestas de Dios y actuaciones, para comprenderlas, tienes que presentar Amor como llave para abrir puerta. Si su Amor te falta, tú ya no comprendes lo que de Dios vaya, y quieres subir o bajar la tapia queriendo enmendar lo que Dios ya manda. Esto, en el mandar.

En el permitir también hace falta Amor y confianza para tú seguirlo. Y tu petición sale con más ganas, y esta petición ya puede y alcanza.

Las cosas de Dios no tienen estudio ni comparación para que tú digas: “allí así pasó”.

Dijo uno:

Dios no actúa en la desconfianza. Si tú confías en Él es porque Lo amas, y ya te llega aquello que tú esperabas. Viviendo con la confianza en Dios, siempre regalos Dios manda.

Desperté, oí:

Regalos que tus heridas las tapa.

Los regalos que Dios manda
le molestan al hombre
que a Dios no ama.

Dios Poderoso
te agranda los caminos
o te los achica,
te hace el día noche
o la noche día.

Si la confianza en Dios
el hombre la practicara,
ya no podría vivir
dando a Dios la desconfianza.

Si confianza no vives,
piensa que a Dios Lo enfadas.

Si confianza te falta,
vives grito en la montaña.


***

Libro 21 - Te Habla El Profeta - Tomo III - C5