martes, 18 de abril de 2017

Esto que baja del Cielo

En Sueño Profético decían:

El hombre nunca llegará a entenderse como él quiere entenderse: con armamentos de guerra y que caigan muchos hombres.

El hombre, día y noche, siempre está inventando armamentos que deprisa maten a hombres en los campos de batalla.

Los pocos que el mundo manejan, siempre se están asustando, y esto lo hacen tan normal por tener a Dios olvidado.

El hombre no podrá entenderse mientras vea tan normal reunirse con inventos que aprisa puedan matar.

Si el hombre pensara en Dios, se reuniría para enterrar armamentos y que el invento lo hicieran para acabar con la enfermedad del hambre, que esta enfermedad, si el hombre quisiera, no llegaría.

Desperté, oí:

¿Por qué no prueban los hombres
a quererse como hermanos
y abandonar los inventos
que sirven para matar
en la ciudad o en el campo?

Invento para matar:
nunca acabará la guerra
y no llegará la Paz.

Deberían reunirse,
los pocos que el mundo manejan,
y acabar con los armamentos
que puedan formar la guerra.

Y ese dinero,
entregarlo a la conciencia.

Y ésta, ya administraría
sabiendo que hay que morir
y que hay que entregar cuentas.

El hombre, amando a Dios,
no puede pensar en guerras,
porque se trae a su memoria
Mandamientos que Él nos deja.

Si te acuerdas de la muerte en tu cuerpo,
reconoces y ves bien
Esto que baja del Cielo.


***

Libro 24 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IV - C3