miércoles, 26 de abril de 2017

Primero es lo de Dios, y después lo de la Tierra

En Sueño Profético decían:

No uses el Permitir de Dios, que puedes perder la Gloria.

Que esto, al hombre, no le interesa oírlo. Él siempre pone: “Dios perdona”. Pero no piensa: “El Perdón no puede ser a que yo no quiera Gloria y ponga lo de la Tierra en preferencia hasta que yo oiga decir:

¡Adiós, Tierra embustera, engañosa, que por preferirte a ti, ahora pierdo la Gloria!

Porque, ¿qué voy a decirle a Él, que desde mi memoria hasta los pasos que di, estaba delante, dejando su Permitir? Permitir, que siempre va alejando de Dios, poniendo razones falsas, intentando robar el Amor a Dios.

Desperté, oí:

No uses el Permitir de Dios,
que puedes perder la Gloria.

Estas Palabras
se han dicho al espíritu,
y ahora se dictan
para que tengan más fuerza.

Primero es lo de Dios,
y después lo de la Tierra.

Antes de usar tu tiempo,
tus pasos o tu memoria,
piensa:
“Esto entra en el Permitir de Dios,
¿sí o no?”.

Si haces este pensar,
ya te llegará la Luz,
y harás lo que Dios quiera.

No uses su Permitir,
aunque Él te perdonara.

Porque el Permitir que deja,
si tú lo usas,
sufrimientos a Él le mandas.


***

Libro 24 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IV - C6