miércoles, 5 de julio de 2017

Donde no hay Paz, no puede estar Dios

En Sueño Profético decían:

Donde no hay Paz,
no puede estar Dios.
Y donde hay pecado,
tampoco.

Ya, cuando Lo persiguen,
Él hace Presencia.
Presencia, con tal Poder,
que anula la inteligencia
que el hombre tiene de Tierra.

Es inteligencia de Tierra,
porque se queda en la Tierra.

La Inteligencia Divina
hace Enseñanza en la Tierra,
pero su sitio es la Gloria.

Es Inteligencia para enseñar a profesores
que hay otro Mundo sin Tierra,
donde ya no se ensucia el hombre
con la maldad de la Tierra.

Dijo uno:

La Tierra engaña al hombre.

Por mucha inteligencia que tenga,
ya lo llevará a caminos
que él con alegría acepta.

En unos se verá el pecado.
En otros,
con difraz de bueno se lo presentan.

Pero si estudias el sitio
o el resultado que deja,
tú ves que allí Dios
no puede hacer Presencia.

Desperté, oí:

Dios y vida que no es Dios:
no puede estar Dios.

Dios y pecado:
no puede estar Dios.

Pecado llamando a Dios:
Dios va al pecado.

Guerra queriendo la Paz:
Dios acude a la guerra.

Al que Lo persigue,
Dios lo aparta,
y al apartarlo, se condena.

Donde el hombre ve menos pecado,
más apartado se queda,
porque el perseguir
es querer el hombre
que Dios no haga Presencia.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo III - C6