martes, 29 de agosto de 2017

La llave del hombre

En Sueño Profético hablaban de Dios y del hombre. Decían:

Comportamiento de Dios: dejar que el hombre le responda a Dios.

Decían que el hombre no lo hacía peor porque no podía.

Si el hombre pudiera vivir sin el Mando de Dios, sería peor que las fieras, que las fieras a su lado quedarían como corderas.

Si el hombre amara a Dios, anularía las palabras y se entendería con la acción, y todo el que lo viera, le pondría el nombre: “Es que este hombre ama a Dios”.

Dijo uno:

Si el hombre pensara que la llave de su vida, Aquí en la Gloria se enciende y se apaga, no podría poner nada primero que estas Palabras.

Desperté, oí:

Más rápida que la llave de la luz,
ahí, para encender y apagar,
es la llegada de la muerte
cuando la vida se acaba.
Que ya tiene Aquí su día y su hora.

Cada día que se va,
ya no vuelve,
y no puedes remediar
lo que aquel día se lleva,
si con Dios lo hiciste mal.

Por eso, estos Mensajes,
se deberían buscar,
con deseos y avaricia,
por ser de Dios el Mandar.

Adora a Dios lo primero,
y ya no podrás pasar
sin oír a su Pregonero.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C5