viernes, 15 de septiembre de 2017

Pecado maldito

En Sueño Profético hablaban del pecado y del pecador. Decían:

¡Pecado maldito,
pecado que aparta de Dios!

¡Pecado que avanza
cuando no es conocido,
porque falta Amor a Dios!

¡Pecado maldito,
que el hombre alimenta
por no practicar
el Mando de Dios!

¡Pecado que envuelve,
que lía y amarra,
y tan solo Dios
Libertad te manda!

¡Pecado maldito!

Dijo Agustín de Mónica:

Dices pecado maldito
cuando tú ya ves pecado.

Cuando tus manos quisieran
arrancar de tu cabeza
pecado hecho o pensado.

Cuando la noche te lleva
a lo que se le llama escándalo,
o a lo que nadie ha sabido,
porque quería engañarte
y después formar escándalo.

Pecado y pecador
los hay de varios grados:

Pecado porque pecaste
sin tú ir a buscarlo.
El pecado te buscó
y no supiste echarlo.

Luego está el pecador
que su vivir es
arrastrar al pecado.
Éstos te obligan,
y ya vives el silencio
del sufrir que te han dejado.
Piensas en Dios y no quieres,
porque tus ojos descubren
haber vivido pecado.
Piensas pedir el Perdón,
y te viene aquello malo,
que aquel mal tú no veías
por haberte retirado
de aquello que llamas Dios
que purifica y perdona
antes que el perdón
pongas en tus labios,
antes de que vuelva a ti
acción otra vez
del mal que has dejado.

Desperté, oí:

Da el pecado sufrimiento
cuando te quitas de él,
más que cuando estás pecando.

Si el que no pecó pensara
en el que pecó y no peca,
aquí pondría más lástima.

Siempre que vivas pecado,
mira al Cielo y notarás
que de Dios estás alejado.
Igual que sientes Perdón
cuando dejaste pecado
por vivir cerca de Dios.

AGUSTÍN DE MÓNICA


***

Libro 26 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo III - C2