lunes, 2 de octubre de 2017

Dale a Dios todo tu Amor

En Sueño Profético decían:

¡Cuánto mal puede hacer los espíritus que su mando sale del Infierno! En uno sitios engañando. En otros, todos pueden ver que es mando en contra de Dios, mando diabólico. Un mando que empieza engañando, y otras veces tú le has dado cabida por no obedecer las Palabras que Dios dijo y hoy sigue diciendo para que el hombre piense y viva cómo no perder el Cielo.

Dijo uno con el Mando de Dios:

Si esto no fuera dicho con el Mando de Dios, no habría fuerzas humanas que este Camino siguieran. Todo es cortar caminos por no creer en esta Existencia. Que de Aquí sale la Vida para todo el que la quiera. Pero no la temporal, que acaba antes que empieza, aunque los 90 vivas. 

Desperté, oí:

¡Qué trabajo le cuesta al hombre
vivir esa corta vida
y darle preferencia a ésta, Eterna!

Pero le cuesta más trabajo
creer que los espíritus que no son de Dios
tienen fuerza para retirar de Dios,
si tú a la Libertad le abres las puertas.

Pero la Fuerza de Dios,
al hierro lo hace manteca.

A la cultura le hace se incline
ante lo que el Elegido hable
cuando lleve estas palabras:

“No soy yo,
es Dios el que me da estos Mensajes,
y quiere que sean cundidos
sin secretos para nadie”.

Que esto da sufrimiento
por querer que todos a Dios amen.

Que amando sin medida,
los espíritus del mal
ya no caben en tu espíritu y se retiran.

Dale a Dios todo tu Amor
y con esto los retiras.

Pero para comprenderlo
tienes que creer en esta Vida.


***

Libro 30 - Investigaciones a la Verdad - Tomo IV - C4