jueves, 28 de diciembre de 2017

Él, dando Gloria segura

En Sueño Profético decían:

El que no la practica, no cumple la Palabra de Dios.

Debería él mismo presentarse para que el hombre, con una ley que tuviera, le pusiera multa o castigo antes de que el cuerpo muriera. Que por grande que fuera, nunca sería vivir su espíritu una eternidad ya sin Gloria.

Dijo uno:

El hombre quiere apoyarse en “es que Dios siempre perdona”. Pero si tú no Lo has querido, Él jamás te entrará en su Gloria. Por eso, no sería castigo el que en la Tierra a ti te dieran, por haberlo tú pedido, cuando la Palabra de Dios no cumplieras.

No puede vivir, el espíritu que a Dios quiera, dejando al cuerpo que actúe con presencia de pecado, aunque pecado no hiciera.

El Espíritu de Dios te detiene para que tu cuerpo y actuación no hagan lo que Él no quiere.

Desperté, oí:

¡Qué alegría si se entendiera que pidieran castigo los que las Palabras de Dios no cumplieran!

Sería obligar al hombre a que la Enseñanza de Dios, normal la hiciera.

Ya, al morir el cuerpo, dudas no habría de que su espíritu viniera a donde salió para servirle al cuerpo. Por eso el espíritu debe obedecer a Dios lo primero.
 
Esto quitaría luchas a hombres malos y a hombres buenos

Practica la Palabra de Dios y haz que se cunda.

Y ya dejarás testamento: “Él, dando Gloria segura”.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C3

No hay comentarios:

Publicar un comentario