miércoles, 13 de diciembre de 2017

Huid maldiciendo las tentaciones

En Sueño Profético decían:

En los Arcángeles, Discípulos y Profetas es donde Dios dio más Mando y lo sigue dando.

Arcángeles y Ángeles: primeras columnas del Edificio de esta Gloria. Y Discípulos: no hay contacto mayor con Dios Hombre que ellos tuvieron en la Tierra, para al cuerpo enseñarlo a lo que no quería el cuerpo hacer, y a lo que quería, si era ensuciar la Palabra de Dios Padre dicha en Dios Hijo.

Huid maldiciendo las tentaciones, que sus hechos pueden apartar a muchos de la Gloria”.

Profetas los hubo antes de hacerse Dios Hombre. Éstos anunciaron su Bajada a la Tierra, y su Subida al Cielo después de que el hombre Le diera muerte en la Cruz.

Profeta, es Mando de Dios, que este Mando sube por encima del hombre.

En el Profeta es duro el caminar, por faltarle al hombre Amor a Dios.

Desperté, oí:

Hay muchos hombres de fama, hoy día en la Tierra, que no nombran a los Arcángeles, Discípulos y Profetas.

Que los Arcángeles fueron hechos cuando no había mundo de carne, que es mundo de pecado.

Discípulo fue el que quiso, por creer que era Dios.

Aunque veían a un Hombre, Le decían Maestro.

Arcángeles y Discípulos de Dios Hombre, fueron únicos.

Profetas tienen que haber siempre, mientras exista ese mundo, donde vive el cuerpo, y aquí tiene que venir el espíritu.

Tiene que venir para ser juzgado por el Dueño de los dos Mundos.

Le hace falta al cuerpo la Enseñanza del espíritu.


***

Libro 28 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo V - C2