viernes, 18 de mayo de 2018

La palabra Instrumento

En Sueño Profético decían:

¿Cómo no se darán cuenta
de la vida que hace su espíritu
y del recibir que tiene su cuerpo?

¿Cómo no se darán cuenta
de que Palabras y acción
ya bajan del Cielo?

¿Cómo no se darán cuenta
de que ella es un Instrumento,
portador de escándalo o silencio,
que según le llegue el Mando,
el Mando tiene que hacerlo?

Todo esto y mucho más
es la palabra Instrumento,
que está al servicio de Dios,
para el que quiera comprenderlo.

¿Cómo no se darán cuenta
de que el Elegido fue él
el que llamó Aquí al Cielo,
pidiendo Mando,
y aún lo sigue pidiendo?

Que este pedir se pide
aceptando el sufrimiento.
Que aceptarlo no es quererlo,
es depositar en Dios
el sufrir que estás teniendo.

Si tú aceptas el sufrir,
ya sirves para Instrumento,
y Dios ya te manda Mando,
en día o noche,
bien tarde o bien temprano,
y este Mando hay que cundirlo
sin que te llegue cansancio.

Si esto no es comprendido,
no valoran este Mando.

Desperté, oí:

¡Qué cierto que no es comprendido
que no se den cuenta
de que Palabras y acción
ya han bajado de este Cielo!

¡Y que estas mismas Palabras
tengan que guardarlas 
en sitios que no quisieran! 

Pero el Mando va de Aquí,
y ya va con Enseñanza
donde tienes que dejar
estas Grandiosas Palabras.

¿Cómo no se darán cuenta
de la vida que hace su espíritu
y del mal pago que al cuerpo le llega?

Si esto tuviera estudio,
a Dios Lo verían de cerca.


***

Libro 24 - Dios No Quiere Permite - Tomo IV - C5