lunes, 28 de mayo de 2018

Piensa en la muerte contento

En Sueño Profético decían:

Hay quien cuenta con la muerte para todo, y así le quita importancia a los valores que el hombre le pone a todo lo que Aquí no sirve para nada. A los que así piensan les ves gran Paz y gran calma.

Dijo uno:

Hay a quien le nombran la muerte
y se le cambia la cara,
pensando que si la nombran,
le pueden quitar las ganas
de querer vivir la vida.

Esto no es muerte pensada.
Esto puede ser enfermedad,
a la que tú llamas
por no coger esa vida
como Dios tiene mandada,
sabiendo que todo lo que nace
llega el día que se acaba.

Por esto
hay que pensar en la muerte,
para vivir esa vida
sin corajes y sin trotes,
y conocer lo que engaña
con las cuatro apariencias
que esa vida te pone.

Es inteligencia grande
el no luchar
por lo que Aquí no te traes,
y que te vean contento,
sin desear
lo que a otros quita el sueño.

Que éstos acaban la vida
cansados y sin provecho.

Yo tuve enseñanza grande
de no desear aquello
que la Paz podía quitarme.

Hay épocas en la vida
por alegrías o sufrimientos,
que te enredan y te lían
con cosas que ven tus ojos
que para nada querías.

Desperté, oí:

No vayas a confundir
que nada te hace falta.

Pero que no sean deseos
que sufrimientos te traigan.

Debes de coger la vida
como el suelo coge el agua.

Unas veces se la bebe
y otras veces no la traga.

Todo se lo deja a Dios.
El hombre no puede hacer nada.

Este Mensaje te enseña
para que le des desprecio
a aquello que Aquí no llega.

Y no te hagas esclavo
para dejar luego herencias.

Piensa en la muerte contento,
que ella bien te aconseja,
si tú quieres de esa vida
pasar a esta Vida Eterna.


***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C2